jueves, 22 de enero de 2009

Cosas Que Te Conté Mientras Te Hacías El Dormido: "Efrén"


Abuelito, gracias!. Gracias por haberme dejado conocerte, por enriquecerme contigo, gracias por tus historias interminables sobre tu vida. En definitiva, gracias porque te quise, te quiero y te querré siempre. Hoy lloro por ti, lloré y lloraré hasta que me muera.

Aquel día no sé porque nos dejaste, fue todo muy deprisa, ¿por qué te fuiste sin avisar?. Estaba yo dormido y de repente viene mi madre y me dice tu abuelo ha muerto…creí que estaba soñando, no reaccioné. Sólo pude decir a mi madre LO SIENTO. Yo tampoco tengo padre pero mi abuelo fue un gran apoyo en mi vida, me enseñó cosas que nadie jamás me enseñará. “Juanjo, sé tú mismo, pese a quien pese, no cambies nunca y lucha por lo que quieres en la vida, hagas lo que hagas, vívela intensamente que sólo hay una”. Gracias por tus consejos, los recuerdo como si me estuvieses aquí susurrándome al oído.

Recuerdo de niño que siempre iba a la abuela a pedirla dinero, y ella la tacaña nunca me daba nada y siempre estabas tú ahí para dármelo sin que ella se diera cuenta, eras mi compinche, mi salvador, mi vida. Ahora te lloro, sin saber dónde estás, por dónde andas, si estás bien allí o me estás esperando. Abuelo te necesito, necesito tus abrazos, ¿te hice algo para que te fueras?. Llegué al pueblo con muchas cosas en la mente, cuando te vi detrás del cristal no me lo creía, era un sueño del que me quería despertar pero no…no sonaba el despertador.

Yo te llamaba, joo…abuelo que soy Juanjo, ¿ya te has olvidado de mi?, abuelo háblame…pero no, tú no querías abrirme los ojos, no querías respirar, te dejaste llevar. La gente del pueblo seguía viniendo, yo no miraba a nadie en esa multitud de gente, sólo podía apreciar a mi abuelito durmiendo su sueño tan dulce y lejano en el cual yo me encontraba sentado en el sofá sin pestañear por si mi abuelo cogía fuerzas y se pudiera levantar de donde estaba tumbado.

Abuelo, no me dejaste tiempo a disfrutaste, no me dejaste decirte muchas cosas que tenía de mi vida, cosas que nadie sabía y te las quería contar a ti. Quiero hablarte…quiero explicarte que voy a acabar magisterio que era tu sueño abuelo, quiero contarte que si ahorro puedo tener un piso propio, quiero contarte que tu hija es la mejor madre del mundo, ahora mismo ella está durmiendo y yo llorando por ti y por ella, las personas más buenas del mundo.

Jo…abuelo vaya hija has tenido. Tu hija Julia sin lugar a dudas a sufrido mucho, mi madre, mi querida madre, no quiero hablar de ti porque eres mi debilidad, eres mi razón de existir, procuro decirte lo mucho que te quiero porque luego cuando las personas faltan es cuando uno se da cuenta que le tenías que haber hecho saber que la querias.

Abuelito, has tenido una hija muy luchadora, ha luchado por sus hijos, Carlos (mi hermano), él hace su vida, sé que tu muchas noches lloras por él mientras él sueña con otra vida alejada de nosotros dos. Mamá no se muchas veces como consolarte, tú me dices que le llame pero no. Hay bastantes motivos como para llamarle. Es una pena que para dos hermanos que somos no nos hablamos, sé que es una espinita que tienes y no ha sido por tu culpa, fue por nuestro Padre que nos separó, todo fue por su culpa, cabrón, puto cobarde…Jo…porque fuiste mi padre!!. No te quiero y lo sabes, no quiero saber nada de ti. Hiciste la vida imposible a mi madre, que es la persona que más me importa en este mundo, no sé cómo pudo aguantar tantos años contigo.

Me llueven los recuerdos de aquellos días viendo chillar a mi padre por cualquier tontería a mi madre, no lo aguantaba, no podía con ese hombre y nunca podré. No le deseo nada malo pero si puede ser lejos mejor. Mi madre, como dije antes, es una luchadora nata, su vida ha estado llena de baches y espinas, no sé como aún tiene fuerzas. La admiro, la quiero y daría mi vida por ella, se lo merece. Sin ella mi vida no sería vida, sería todo insignificante, sería vivir la vida esperando un desenlace anticipado.

Muchas veces no valoro como tendría que valorar a mi madre, yo también soy mucho de boquilla, la tengo que ayudar más, soy un inmaduro en muchas ocasiones, ella muchas veces tira de mi. Este año, pasé la última noche sólo (que para mí es una noche más), prometiéndome que este año iba a cambiar, quiero cambiar y voy a cambiar. Por ella, porque me demuestra cada día que me quiere, que necesita mimos míos y yo muchas veces soy muy frío con ella, aquí sólo me tiene a mí, su madre y hermanos están en Palencia.

Efrén, ¿me echas de menos?, ¿quieres que vaya contigo?, ¿quieres?...Espero que me estés esperando allí donde estés porque estoy deseando abrazarte. En este mundo no hay muchas personas buenas abuelo, en el mes en que te fuiste de viaje conocí a la que hoy es mi mejor amiga, se llama Laura, Jo…te la quería presentar, ella es muy maja, la quiero también muchísimo, me ayuda y me aconseja en todo. Es un sol de niña, y sé que viviremos este viaje juntos porque a la gente transparente, a la gente que hace las cosas de corazón se la ve de lejos.

Conocí también a otra Laurita, que la llaman Kpulla, porque no para de hacer el monguis, también es majísima, es mi colega, mi amiga. Siempre consigue sacar de mí una sonrisa, hasta los días que parece imposible pues ella lo consigue, es pura energía de positividad, es ella, es Laura López.

También me gustaría decir algo a mi querido hermano, Carlos Alberto, aunque no nos hablemos, te echo de menos aunque seamos incompatibles, respeto tu forma de ser pero somos muy diferentes. Sé feliz, te deseo todo lo mejor. Gracias también a ti, por haberme entendido y respetado cosas de mi vida, por haber sido el primero en abrirme a un mundo que desconocía, que me daba miedo, que no podía asomarme a ese mundo yo sólo, fuiste tú quién me dio el empujón. No sé si algún día nos veremos pero quiero que sepas que si me voy yo antes de este mundo te esperaré allí, porque esto es como un gran hermano, todos estamos nominados pero nadie sabe quién se va...

Mi tío César, ahora que tiene dos hijos preciosos, Álvaro y Alonso; para mi fuiste un padre sin lugar a dudas, fuiste realmente mi padre, quién me ha criado, quien me ha educado, gracias a ti te debo mi forma de ser, mi yo, te debo tanto…que sería imposible pagar con dinero. César, aunque no hablemos mucho y te lo digo poco, te quiero mucho, me sacaste del infierno en el que vivía, me hiciste creer que había mundo fuera y lo había. Gracias y mil gracias por toda la ropa que me compraste de pequeño ya que mi padre no me dio mi ropa, me dejó con lo puesto, fuiste tú quién me compraste todo. Gracias por esos abrazos tan necesitados por mi padre, esos consejos y esa sonrisa tuya. Te mereces lo mejor.

PD: Quiero soñar por un momento que puedo hablarte ahora…

Este video es parte de mi corazón...Sólo me queda decir que GRACIAS.

6 comentarios:

  1. Como siempre, he estado a tu lado viviendo todas estas cosas de tu vida, tu madre es una luchadora nata, vaya que lo es...todavía recuerdo sus lagrimas y su sufrimiento por ti aquellos malos momentos.
    Y bueno..sobre lo de tu padre y tu hermano, ellos tienen seca el alma, justo al reves que tu.
    Y tranquilo porque desde el cielo, tu abuelo esta mas que orgulloso de ti.
    Sabes que yo tambien te quiero muchisimo.

    ResponderEliminar
  2. joder juanjo :( que triste... me ha llegado... me ha dejado helada todo esto, aunque sabia cosas, pero uff los pelos de punta
    Eres un luchador. De verdad.
    Te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  3. no puedo evitar comentar sobre lo q has escrito,y ver la ternura tan tremenda con la que hablas de tu abuelo.
    me da mucha pena, q una persona tan importante para ti se haya ido, entiendo ese amor hacia tu abuelo y me identifico con ello.
    me alegra comrpobar q todo lo has sufrido (no sabia tanto) te ha servido para hacerte una persona mas fuerte y vital, mucho mas de lo q yo pensaba.
    un besazo juanjjjjos

    ResponderEliminar
  4. Joder tio, q historia tan triste, esto me sirve pa no kejarme tanto de mi vida. Se nota q kerias a tu abuelo. Me siento identificado, mi abuela se fue hace ya 2 veranos, 2 semanas después de haber cumplido yo los 20 años, 20 años dándome su cariño infinito, se lo daba a todo el mundo. Aun la echo de menos.
    En fin, ánimo para pasar el mal trago. Q tengas buen finde.

    ResponderEliminar
  5. Qué triste!! No sabía ni la mitad de lo q has puesto. Lo siento mucho... Eres un peazo de pan y no te mereces sufrir.

    Yo q tú hablaría con tu hermano q como has dicho por ahí solo se vive una vez y lo mismo te arrepientes algún día...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar